Muerto el perro, se acabo el emprendedor

¿Has visto personas que se acercan a las iglesias cuando están cerca de caer en bancarrota, en procesos de divorcio, o con una enfermedad, o en procesos penales…

 …pidiendo perdón a Dios por sus malos caminos…

 …negociando pactos y acuerdos con Dios…

 …comprometiéndose a hacer xyz si Dios los salva de la tragedia…

 …que salen de la tragedia…

 …y que luego viven como si no hubiera pasado nada, regresando a lo mismo que hacían antes de su crisis?

Pues hay muchos que hacen lo mismo como emprendedores.

Viven enfocados en su empleo/forma de ganarse la vida, ignorando, despreciando o incluso burlándose de quienes les ofrecen proyectos de negocios o de inversión porque piensan que esas cosas “no son para ellos”…

…que quedan sin empleo y pasan mucho tiempo sin conseguir nada…

…que buscan ayuda para enmendar su negligencia de varios años…

…que reciben la ayuda de quienes fueron ignorados, burlados y despreciados…

…y que cuando -finalmente- consiguen un nuevo empleo y se muere el perro de la necesidad que les mordía las nalgas, de repente están demasiado ocupados para atender a quienes les tendieron la mano y les dieron nuevas luces.

Para muchos de mis suscriptores que están en la industria de “oportunidad de negocios”, éste es el pan de cada día.

Quien son profesionales no sienten nada; saben que no es personal, que es parte del costo de hacer negocios y siguen adelante.

Pero muchos -sobre todo los nuevitos- se vuelven locos con esos comportamientos.

Si ese eres tú, relax. Respira profundo y cuenta hasta mil.

Recuerda que cada persona está en su proceso y que hay procesos que no puedes acelerar, no importa cuantos vídeos o audios de superación envíes.

Todo este preámbulo es para recordarte que tu negocio no puede depender de que uno de tus prospectos en particular entienda en su corazón el camino correcto y abandone sus malos pasos.

Quien tiene su tubería financiera llena de prospectos ve ese comportamiento,  se encoge de hombros y dice NEXT!

Quien tiene su tubería financiera como si fuera abastecida por ANDA, se enoja, despotrica, se frustra y eventualmente abandona.

Parte del paquete de ser emprendedor incluye tener claro a quién le corresponde la responsabilidad de mantener tu tubería llena de sangre nueva.

Para quienes están en el listado de notificación del Programa de Negociación con Seres Irracionales, les tengo buenas noticias:

Al final de esta semana tendré listo el piloto, por lo que probablemente a fin de mes o inicios de Diciembre estaré lanzando el programa. Es un poco más de lo que originalmente había anunciado, pero valdrá la pena.

Para obtener el mejor precio posible cuando esté disponible, regístrate acá:

http://erickmonzon.com/nesi 

Erick Monzon

P.D. Para los extranjeros, ANDA es la compañía nacional de agua de El Salvador, #1 en reclamos ante la defensoría al consumidor por prácticas como echar el agua una vez al mes por dos horas en algunas regiones.

P.P.D. Muchas gracias a quienes me enviaron mensajes por la salud de mi mamá. Fue inesperado, placentero y reconfortante leerlos. Ella se encuentra ya en su casa descansando y recibiendo el tratamiento adecuado (espero).

Sospecho Que Apesto Como Escritor

A veces utilizo mis publicaciones de El Culto a la Persuasión y de ErickMonzon.com para aclarar conceptos con mis clientes de consultoría.

Se me ocurrió que como prácticamente el 100% de mis clientes son suscriptores y una buena porción están en el grupo, repasar material al que están familiarizados permitiría que el mensaje penetrase rápida y eficazmente esas cabecitas duras.

La experiencia ha golpeado de frente y despedazado todos mis supuestos.

Con un par de honrosas excepciones, cuando repaso mis publicaciones en el contexto de la consultoría, todos se quedan petrificados.

Aunque todos juran que ya había leído el artículo o mensaje, ninguno jamás lo entendió en el sentido en el que fue escrito.

Eso puede significar dos cosas: la primera es que apesto como escritor y doy lástima como comunicador.

Y la segunda, que la gente sólo lee por encimita y falla en absorber las valiosas lecciones que la vida le presenta.

Mi poca objetiva opinión dice que ya que esa misma gente previamente me ha dado dinero, la opción más probable para la mayoría es la #2

Si eres como la mayoría, detente.

Es hora de enmendar tus malos caminos y comiences a pensar diferente.

Quien no fortalece su criterio propio profundizando y aplicando lo que aprende, no es demasiado distinto a un borrego.

Y hasta donde sé, ningún borrego creó jamás una vida extraordinaria sino que, por el contrario, todos terminan trasquilados.

La razón por la que insisto en podar mis listas y mis grupos es que busco una mejor calidad de suscriptores y clientes.

Acepto gustoso trabajar con menos personas pero creando relaciones de mayor profundidad y alcance con tipos que aprecian lo que ofrezco, respetan mis opiniones y pagan mis precios.

Hay un gran poder en posicionar tu negocio de esa manera.

La alternativa es ser uno más y sufrir la masa de tipos que buscan todo de gratis y que joden como si hubieran pagado una fortuna.

Si quieres ayuda para posicionarte de esta forma, te invito a que pruebes una sesión de consultoría express de 30 minutos.

No es barata y no es para cualquiera. Si no te queda claro por qué, vuelve a leer el email las veces que sea necesario.

Pero si quieres para de sufrir y comenzar a liderar, envíame un email con el asunto “iniciemos el proceso de consultoría” para que te responda con los detalles.

(Si no tienes mi email, suscríbete a mi lista llenando el formulario que dice “Incrementa tus Ventas con Email”)

Erick Monzon

Me salio un pelo pubico en la sopa

Hace ya varias lunas, mientras degustaba un magnífico Fideo de Arroz al Estilo Singapur (al curry) con un té de jazmín recordé un episodio de mi vida como un joven arquitecto.

Estaba solo, dentro del mar viendo una puesta de sol en La Habana, Cuba.

Es una belleza para la que no hay palabras que le hagan justicia.

Un estado de absoluta paz y alegría.

Un momento donde dices “vida, estamos en paz”.

Si has experimentado un momento de esos, no es necesario que te lo explique.

Si no lo has experimentado, debe ser horrible estar en tus zapatos.

En buena onda te sugiero que detengas lo que estás haciendo y busques ayuda.

Pero no divaguemos.

Mientras meditaba en tan bellos recuerdos y agradecía el amor con la que ese chino había cocinado ese majestuoso fideo de arroz al estilo Singapur (al curry)…

Recibí un mensaje de uno de mis hermanos informándome que mi mamá estaba mal y que la iban a hospitalizar.

Yo estuve con ella esa mañana y la vi bien, pero de repente, se puso mal.

La vida tiene una forma muy sutil de decirte “aún no cantes victoria…. baby!”.

Así que disfruta todo lo bueno que la vida tiene mientras puedas porque nunca sabes cuando te saldrá una bola de pelo (púbico) en la sopa.

Pero si aún no puedes disfrutar de lo mejor de la vida porque no alcanza la cobija…

Mi consultoría express de 30 minutos te puede ayudar.

Cuesta $150 y puede ponerte en la vía rápida para que tu negocio despegue o que tus ideas de generar ingresos adicionales se hagan realidad.

Luego de hablar conmigo sabrás en qué enfocarte y determinar cuál es el próximo paso lógico.

En vez de parecer José Feliciano tratando de manejar un bus, tendrás toda la confianza de ponerte al frente y recibir retroalimentación sobre lo que el mercado piensa de tus ideas.

De ahí podrás ajustar.

Si eso te suena apetecible, envíame un email con el asunto “iniciemos el proceso de consultoría”

(Si no tienes mi email, suscríbete a mi lista llenando el formulario que dice “Incrementa tus Ventas con Email”)

Erick Monzon

No Sex and The City

Una de estas noches, pasando canales, tropecé con la vaca sagrada de muchas chicas:

La película “Sex-and The City”.

He visto esa película varias veces a pesar que es terrible.

Su trama, sus temas secundarios y sus diálogos son un  manual detallado de cómo fracasar en las relaciones y vivir a media capacidad consumido por la duda, el miedo y el arrepentimiento.

Los personajes masculinos son necesitados y débiles (con la honrosa excepción de Dante)

Sé que muchas de mis suscriptoras estarán en franco desacuerdo conmigo y no hay problema: tienen todo el derecho de estar equivocadas.

Pero las cosas son como son.

Caso cerrado.

¿Por qué insisto en ver una película que no me gusta?

Primero, porque no puedo ignorar que recaudó $425 millones de dólares y que sus fans son increiblemente fieles. 

(Esas cosas no suceden por casualidad.)

Como nunca he creado un producto que haya recaudado siquiera un centavo partido en cuatro por cada dólar de ellos parece que soy yo quien tiene que aprender de ellos y no al revés.

Esa gente sabe lo que hace y sabe muy bien cómo hacer salivar, llorar y gemir a su público. 

Respeto eso. 

Pero hay una razón adicional que considero más valiosa e importante.

Tiene que ver conmigo, con forjar mi carácter y mi autodisciplina.

Al ver la película una y otra vez me obligo a exponerme a otras formas de ver la vida y a aprender de ellas.

(Aunque estén equivocadas)

Eso me da flexibilidad, empatía y me hace crecer como persona.

Veo que la mayoría le huye a rodearse de personas diferentes a ellos.

Sobre todo, si son más exitosas/inteligentes o pueden ver/hacer cosas que ellos no.

Curiosamente, los progresos de la mayoría -especialmente financieros- son lentos y raquíticos.

Déjame contarte algo curioso:

Una de las razones por las que algunos no toman mi consultoría express es porque se sienten intimidados.

Creen que destruiré sus sueños, los dejaré en ridículo y destruiré su autoestima.

Sé que es bizarro e irracional, y también sé que es normal.

Naturaleza humana, le llaman.

A pesar de eso, sabes que es tonto renunciar a un mejor porvenir sólo porque te has dejado ganar la moral (como los hombres de Sex-and the City)

¿Qué es lo peor que puede pasar?

Que descubras que no vas para ningún lado y que has tirado tu tiempo y tu dinero persiguiendo quimeras.

Si así fuera, no pasa nada.

Luego de morder la bala por 30 minutos te sentirás liberado y con nuevos horizontes por descubrir.

Nuevos amigos por hacer.

Nuevos retos por conquistar.

¿Acaso eso no vale muchísimo más que $150?

Si tu respuesta es “por supuesto!”, envíame un email con el asunto “Iniciemos el proceso de consultoría” y te envío las instrucciones.

(Si no tienes mi email, suscríbete a mi lista llenando el formulario que dice “Incrementa tus Ventas con Email”)

Erick Monzon

 

 

Recetas para crear ingresos que dan indigestion a los gu-gurus

Si te has preguntado qué ha pasado conmigo en los últimos días, te cuento que mis planes de dominación mundial me han consumido más tiempo del habitual.

Pero afligirte no debes, pues ya estoy de vuelta.

Completamente recargado y listo para que algunos gu-gurús maldigan mi regreso.

Pero no más desvaríos. Empecemos.

Estuve revisando una info que mi amigo Borche me envió. Al man le encanta hacer espionaje de Facebook Ads y todo el tiempo está encontrando el punto flaco de campañas muy visibles para mostrarme errores comunes que cuestan mucho dinero.

Antes que me preguntes: No, no soy ni por cerca experto en Facebook Ads.

Pero me gusta tener amigos (o al menos acceso) a verdaderos expertos.

¿Sabes algo? Por alguna razón el nicho de “ganar-dinero-online” siempre es un ejemplo de tipos que complican todo innecesariamente.

Si eso no una tontería, es una deshonestidad diseñada para afligirte y sacarte más dinero del que imaginas.

En mi humilde (pero correcta) opinión, ganar dinero o hacer crecer un negocio online es simple.

No necesariamente fácil, pero simple.

Y aunque es muy trabajoso al principio, se parece mucho a una receta de cocina:

“Conoce una audiencia (de preferencia con dinero), añade una forma de comunicarte a voluntad con ella, crea una oferta que sea de su interés, añade una forma en que le gente te envíe el dinero (y tú lo recibas) y una forma de entregar lo que ofreciste.

Cocine a fuego lento enviando un email todos los días y repita todas las veces que quiera”

Ahí la tienes.

En vez de un embudo de 69 piezas móviles y de interminables secuencias de “email de buena voluntad”, únicamente llevas tráfico a una página de registro (optin) y envías un email todos los días que venda tu oferta.

Admito que quizá necesites más si quieres crear un imperio de Un Billón de Dólares.

Pero es más que suficiente si te las arreglas con $50,000 al mes.

Con esa receta podrás crear todas las fuentes de ingreso que quieras.

No es ninja ni sexy.

Pero funciona.

Si deseas ajustar el condimento y obtener la sazón que más te guste, puedes usar mi consultoría express.

Cuesta $150 y dura media hora.

Revisaremos tu estrategia, tu conocimiento del mercado, tu oferta y tu mensaje. 

No es para débiles de corazón y es probable que termines con una montaña de trabajo adicional que ni siquiera habías considerado.

Si eso suena como algo que puedes manejar, envíame un email con el asunto “Iniciemos el proceso de Consultoría”

(Si no tienes mi email, suscríbete a mi lista llenando el formulario que dice “Incrementa tus Ventas con Email”)

Erick Monzon

Es posible que entre al programa de proteccion de testigos

Quizá no debería admitirlo, pero soy testigo de un crimen.

Aunque no temo por mi vida, siempre es mejor tomar mis precauciones.

Aunque la víctima sigue con vida, está en una condición grave.

Su nombre es Sentido Común (SC).

SC Ha sido brutalmente torturado durante años.

No solamente gu-gurús y ecspertos de todas las especialidades lo han apaleado sin misericordia; también el público en general lo ha tratado muy mal.

Te explico.

Primero, el contexto.

Hace unos años hice la publicidad de un seminario de una reconocida Doctora de El Salvador.

Mientras investigaba lo que necesitaba para exponer el caso, me topé con algo interesante.

Según muchos expertos, un enorme porcentaje de casos de cáncer tienen su origen en el colon.

Esto tiene mucho sentido, pues sin importar raza, color de piel, creencia o lenguaje, todos debemos comer y sabios de todas las épocas nos han dicho que somos lo que comemos.

Con la degradación en los alimentos más el auge de la comida chatarra y las bebidas en bancarrota nutricional, no sorprende la explosión de casos de cáncer a nivel mundial.

Sigamos.

En ese contexto, SC gritaba a los 4 vientos: “Los doctores requieren una sólida inducción en nutrición, pues es mucho más fácil, barato y práctico (y mucho menos doloroso) prevenir que tratar.”

Nadie escuchó a SC.

De las 6 universidades que ofrecían la carrera de medicina en el país, únicamente una incluía materias de nutrición: Nutrición I y Nutrición II.

Por contraste, esa misma universidad impartía Farmacología I, II, III y IV. Las otras universidades adicionaban Introducción a la Farmacología.

SC fue derrotado por knock out.

Otro caso.

Juan nace en una familia llena de dificultades y con bajas probabilidades de ser financieramente exitoso.

Pero Juan no se desanima por eso.

Juan tiene un sueño y va por él con todo lo que tiene.

Tras muchos años de esfuerzo y sacrificio, Juan se vuelve exitoso en los negocios y asegura su tranquilidad, la de su familia y la de sus seres queridos por las próximas generaciones.

Además, provee oportunidades de trabajo y superación para gente que jamás en su vida podría hacerse cargo de sí misma.

Por sus orígenes y por lo que le ha costado, Juan es muy cuidadoso con su dinero; es el primero en llegar, el último en irse y evita gastos innecesarios.

SC dice “Juan es un ejemplo a seguir. Aprende de él todo lo que puedas y agradécele por mostrarte que nada es imposible para una persona decidida”.

Nuevamente nadie escucha a SC.

Por el contrario, Juan es señalado como un avaro, acaparador, explotador, enemigo del pueblo, y su familia le reprocha que nunca está presente y que únicamente piensa en cosas materiales.

SC de nuevo a la lona.

Podemos citar caso tras caso en los que el buen SC ha recibido palos cada vez que indica el buen camino.

Y hoy, el pobre está en cuidados intensivos con la calaca rondando.

Pese a todo, SC es bueno y noble.

Con la poca fuerza que le queda, te susurra al oído cada vez que lees sobre mi consultoría express.

El man trata de decirte que terminarás mejor de lo que empezaste.

Pero por mucho tiempo has endurecido tu corazón a su inspiración.

¿Será éste el día que le ayudes a sobrevivir?

Si quieres darle una oportunidad, envíame un email con el asunto “Iniciemos el proceso de Consultoría”

(Si no tienes mi email, suscríbete a mi lista llenando el formulario que dice “Incrementa tus Ventas con Email”)

Erick Monzon

Cuando cheque grande habla, cheque chiquito se calla

Desde temprano estoy escribiendo mientras el majestuoso British Steel de Judas Priest le da castigo a mis parlantes.

Tengo prisa porque ya casi debo alistarme para salir, así que seré breve.

Hoy y mañana van a ser días increíbles e intensos en una sesión de mentoría con un verdadero crack.

Cariñosamente, nos referimos a él como cheque grande.

Uno sólo de los negocios de este crack produce más de $200,000 por mes en ganancias (verificado por mí y por agencias de auditoría internacionales) sin necesidad de contratar más que una única empleada (que además le ayuda a coordinar algunas cosas en sus otros negocios).

Hasta donde sé, este man es dueño de 18 negocios más.

Así que ya sabes, cuando cheque grande habla, cheque chiquito se calla.

Este fin de semana no haré más que lo que él me diga que haga.

¿Por qué me va a mentorear a mí?

Bueno, no me va a mentorear únicamente a mí. Mis principales socios de negocios y amigos también estarán presentes.

No por nuestra linda cara.

Ni por nuestra inteligencia excepcional.

Te cuento rápidamente algo que tal vez te ayude a enmendar tus malos caminos.

Hace unos meses estuvimos en una convención en la hermosa ciudad de Panamá y durante su participación, cheque grande comentó que estaba listo para enseñar de forma práctica lo que le ha tomado 26 años aprender sobre cómo ser altamente productivo, tener un enfoque a prueba de balas y estar en la cima de la cadena alimenticia.

Esa es la música que nuestros oídos aman escuchar.

Aunque estaban presentes personas de varios países de Latinoamérica, adivina quienes fueron los únicos sujetos impertinentes que -semana a semana- insistieron, preguntaron y jodieron hasta lograr que cheque grande llegara a su país para cumplir con su tan generosa oferta.

Creo que ya sabes la respuesta.

Cosas buenas suceden para quienes tienen la convicción de no aceptar un no por respuesta y la persistencia de ir por lo que quieren hasta que lo consiguen.

No sé cuánto tiempo me lleve internalizar lo que aprenda en estos días.

Pero te aseguro que mis clientes de consultoría brincarán de alegría cuando les comparta mis impresiones.

Algunos creen que luego de recibir mi consultoría express les diré “que te vaya bien”.

Nada que ver con la realidad.

Luego de tu consultoría entras en una nueva categoría y recibes información adicional y mensajes que no comparto con los civiles.

Entre muchos otros.

Para ser parte de este selecto grupo envíame un email con el asunto “Iniciemos el proceso de Consultoría”.

(Si no tienes mi email, suscríbete a mi lista llenando el formulario que dice “Incrementa tus Ventas con Email”)

Feliz sábado

Erick Monzon

Los plagiadores no entraran en el reino de los cielos

Algunos gu-gurús predican que para ganar dinero o hacer crecer un negocio online necesitas ser una especie de super man.

Hacen ver todo tan complicado que sus seguidores se sienten intimidados y suelen tirar la toalla antes de arrancar.

¿Por qué hacen eso?

No lo sé. Quizá porque está de moda, quizá porque eso los hace sentir importantes, o porque creen que así pueden cobrar más y validar su propia existencia en el mercado.

Pero es una tontería.

En mi humilde (pero correcta) opinión, ganar dinero o hacer crecer un negocio online es simple.

No necesariamente fácil, pero simple.

Sólo necesitas una audiencia, una oferta, una forma de comunicarte a voluntad con tu audiencia, una forma en que le gente te envíe el dinero (y tú lo recibas) y una forma de entregar lo que ofreciste.

No es muy diferente a armar un rompecabezas.

Pero si ignoras cuál es la figura que debes armar, es fácil que parezca un caos sin fin.

Cuando eso pasa, algunos toman caminos torcidos, como plagiar contenido de terceros y adjudicárselo como propio.

Eso es de perdedores.

Hay quienes publican información que vale la pena compartir, como ésta que sigue.

Comenta mi amigo Justin Devonshire:

=====

“Cuando mi negocio comenzó a generar dinero yo era un tonto. Gasté dinero en cosas que no necesitaba para impresionar a personas que no me agradaban.

Desde entonces aprendí que es más poderoso reinvertir en mi compañía para que crezca año tras año.

Un manejo pobre de las finanzas personales es el beso de la muerte para muchos emprendedores. Justo cuando una inversión de $5,000 en su compañía les ayudaría a iniciar una fase de crecimiento o traer a bordo a miembros esenciales del equipo… ya se lo han reventado en un carro bonito o en una hipoteca.

Siempre guarda dinero para invertir en:

Tu equipo,

Tus clientes,

Nuevos mentores,

Y en conocer personas que te inspiren y te eduquen

Haz eso y te sentirás rico de inmediato”

=====

En este mensaje hay dos lecciones.

La primera es que hagas los ajustes necesarios para que la sabiduría que Jason brinda en su mensaje actúe a tu favor. Sólo los tontos apuestan con el pellejo.

La segunda es para mostrarte una forma ética y comercialmente aceptable de usar la propiedad intelectual de terceros 🙂

Aunque mi enfoque es producir material original (porque busco mantener el control total de mis activos), de vez en cuando cito pensamientos o artículos que me permiten clarificar/enfatizar algún punto/ tema en particular dando siempre el crédito correspondiente a sus legítimos autores.

Por favor no tomes atajos en este punto.

Copiar descaradamente el trabajo de otros es deshonesto y penado por ley.

Si lo haces te pones en la muy cara y penosa situación de ser objeto de sanciones legales.

Y si no fuera suficiente, además quedas como un perdedor frente a tu audiencia.

Cuando te descubran (y ten por seguro que tarde o temprano te van a descubrir), serás ridiculizado y tu credibilidad se irá a la basura.

Ignora estas palabras a tu propio riesgo.

Para que lo sepas, antes de escribir este mensaje, le pedí a Justin me autorizara a enviar su contenido a mi lista.

Si te cuidas para que no recibir sorpresas que vas a ser papá, también te cuidas para no recibir mensajes de abogados que representan a los dueños de la información que posteas.

Quizá yo soy más precavido de lo necesario, pero no cuesta nada.

Una última cosa:

Con este mensaje NO estoy sugiriendo que debas utilizar la propiedad intelectual de terceros como parte fundamental de tu modelo de negocios.

Pero deseas hacerlo, ten acuerdos escritos de uso de contenido con sus autores o dueños de los derechos.

Las cosas son sencillas si conoces las reglas del juego.

Y son aún más sencillas si tienes alguien a tu lado dispuesto a ayudarte que ya ha visto lo bueno, lo malo y lo feo del camino.

Mi consultoría express te ahorrará tiempo, dinero y frustraciones sin importar…

Que quieras montar un negocio desde cero;

U optimizar tu material de marketing para incrementar tu conversión;

O utilizar tus activos para ponerte frente a jugadores clave con quienes puedas apalancarte;

O crear una oferta ganadora;

O crear ingresos recurrentes;

Estoy acá para ayudarte.

Cuesta $150 y dura media hora.

Sólo envíame un email con el asunto “Iniciemos el proceso de Consultoría” para enviarte los pasos a seguir.

(Si no tienes mi email, suscríbete a mi lista llenando el formulario que dice “Incrementa tus Ventas con Email”)

Erick Monzon

Que hacer si tu celular es mas inteligente que tu

Recientemente me tomé un café con un alto productor de una compañía de redes de mercadeo (un verdadero campeón, con resultados genuinos que he comprobado múltiples veces) y hablamos sobre cómo la tecnología ha modificado la dinámica de ese negocio.

Este campeón opina que alguien que no utiliza un Smart Phone ni siquiera debería entrar en redes de mercadeo.

Entiendo su punto muy bien y reconozco la validez de muchas de sus implicaciones.

Sin embargo, estoy en franco desacuerdo.

Yo creo que un teléfono no te hará exitoso si la semilla del éxito no está sembrada en ti.

Si tienes rutinas de vida perdedoras, da igual el modelo de tu celular, de tu computadora, o de la pieza tecnológica que prefieras.

Quien solo brinca de táctica en táctica (o de gu-gurú en gu-gurú) sin entender el fundamento que hace que tal o cual táctica funcione en primer lugar, siempre irá cuesta arriba tras el éxito.

Ningún teléfono resuelve la falta de carácter, disciplina y buen criterio de una persona sin importar si hablamos de redes de mercadeo, ventas en retail, servicios de coaching y consultoría o de cualquier otra actividad comercial presente y futura.

Por el contrario, si tienes tu cabeza y tus hábitos bien, es relativamente fácil agregar herramientas nuevas a tu arsenal.

No creas que no conozco la otra cara de la moneda.

Me refiero a quienes se resisten a tomar ventaja de todas las posibilidades que abre la tecnología.

Que están anclados en la antigua forma de hacer las cosas.

Y que luchan con pasión contra los cambios que inevitablemente se dan con el tiempo.

Te contaré algo que probablemente no sepas de mí.

Contrario a lo que muchos creen, yo no soy un tipo tecnológico.

A pesar que he tenido presencia online desde 1997 y que he hecho negocios por internet desde finales de 2008, no tuve mi primer Smart Phone sino hasta mediados del 2015, cuando ya tenía 39 años de edad.

Comencé a usar WhatsApp casi contra mi voluntad y no lo usé regularmente sino hasta inicios de 2016.

Mi perfil de Facebook ha pasado varias temporadas de muchos meses sin una sola actualización pues me deprimía (¿o enfermaba?) ver a mis conocidos desperdiciando miserablemente su tiempo exponiendo públicamente y con orgullo el poco aprecio por su tiempo y su sanidad mental.

Por supuesto que me doy cuenta que mis paradigmas sobre la tecnología me han costado caro.

Fallar en reconocer el potencial de esas y muchas otras herramientas me ha costado más tiempo y dinero del que me atrevo a calcular.

He sido un tonto por negarme a aprovechar el poder de las tendencias (aún cuando estoy convencido que la mayoría de individuos estaría mejor leyendo libros físicos que viendo su teléfono).

Pero estoy enmendando mis malos pasos.

Cuando el mercado habla, es mejor escuchar.

Si escuchas mal o no escuchas luego te das con los dientes contra la pared.

No creas que es necesario que utilices todas las herramientas a tu disposición, basta con que veas cuál te brinda mayor apalancamiento y comiences con esa.

En mi nada objetiva opinión, un servicio profesional de email marketing debería de estar en tus primeras prioridades.

Para probar gratis por 30 días a mi proveedor de hace muchos años haz clic en mi nada-secreto enlace de afiliado:

http://erick.aweber.com/

Que te diviertas,

Erick Monzon

Como convertirte en un super heroe

Algunos tipos están fritos.

No importa lo que hagan, todo les sale mal.

Hasta cuando les va bien, les va mal.

Cuando hablan con su pareja tienen pleitos absurdos por tonterías.

Sus hijos son felices cuando no están en casa.

En sus empleos o sus negocios trabajan como bestias y nunca obtienen ni reconocimiento ni dinero. Lo único que obtienen es estrés, reclamos y quejas.

Ni siquiera su salud está bien.

Y si su salud está bien, entonces es peor porque van a vivir más años de miseria.

Como dijo Thoreau, viven vidas de desesperación silenciosa.

Muchos de ellos son tus prospectos y clientes.

Ahora, quiero que les des pensamiento a algo.

¿Listo? Ok, ahí te va.

Tú puedes ser lo más cercano a un momento positivo de inspiración, felicidad y entretenimiento en sus vidas miserables.

¿Cómo lo haces?

Enviándole un email cada día.

Pero no cualquier email.

Le envías un email en el que le tratas como a un amigo.

Le hablas como un amigo.

Le provocas sonrisas como haces con tus amigos.

Y le vendes algo que haga que su vida sea un poco mejor.

Todos los días.

O sea, un email como los que recibes de mí todos los días.

No son difíciles de hacer si conoces bien a tu audiencia.

Y no es difícil conocer a tu audiencia si sabes qué y dónde buscar y qué preguntar.

Si tienes problemas con eso, una sesión de consultoría express te puede poner en camino de convertirte en un super héroe.

O al menos, en una persona con la que todos quieren estar.

Simplemente enviando un email al día.

Al principio es un trabajo duro.

Pero luego se vuelve placentero, entretenido…

Y muy lucrativo.

Si está en tus posibilidades invertir $150 en transformar por completo la forma en que te comunicas, envíame un email con el asunto “Iniciemos el proceso de consultoría”

(Si no tienes mi email, suscríbete llenando el formulario que dice “Incrementa tus Ventas con Email”)

Erick Monzon