Como trabajar menos y ganar mas

Pollitos o no, el 90%+ de emprendedores trabaja mucho más de lo necesario y consigue mucho menos dinero del que podría.

¿Por qué?

Hay un millón de razones posibles… desde ser un zombie sin propósito hasta ser un total tarado que quiere vivir en un estado ocupado toda su vida para no tener que vivirla.

Para cambiar eso, lo primero que hay que entender es que trabajar más de la cuenta no es una virtud. Trabajar más… apesta!

Hay quienes creen que es parte de la “nobleza” de ser emprendedor.

En mi humilde (pero correcta) opinión, no hay nada de noble en trabajar 15 horas para lograr lo mismoque podrías lograr en 7 horas si fueras más eficiente.

Te guste o no, hay miles de experiencias exquisitas que nunca te ocurrirán mientras vivas con los ojos pegados a la pantalla.

Y en casi la totalidad de los casos, trabajar más de la cuenta es algo relativamente fácil de remediar. Generalmente, basta con tener total claridad en 3 factores:

1. Cuańto vale exactamente tu tiempo.

Cuando sabes el valor monetario de cada hora de trabajo no hay donde perderse. Si por alguna razón te encuentras ocupado haciendo alguna actividad de menor valor, simplemente te detienes y consigues a alguien para que se encargue de ella.

Sin excepciones.

2. Cuáles son las actividades críticas necesarias para alcanzar el éxito.

Cuando sabes exactamente cuáles son las 2 ó 3 actividades críticas en tu negocio que necesitan el 80% de tu tiempo, no te distraes tratando de buscar el tono de azul perfecto para tu página de aterrizaje ni quedas atrapado con un tweet o un post.

Para conocer algunas de las actividades críticas necesarias para alcanzar el éxito puedes revisar la pregunta #2 de la encuesta que te pedí que llenaras. La puedes ver en: http://bit.ly/1ig2Hp8

3. Tener una razón fuerte para terminar de trabajar.

Si tienes una razón para terminar tu dia de trabajo no te engañas con la idea que estás 150% dedicado a tu negocio. Simplemente entras, terminas y te vas.

Mientras más acucioso eres con esos 3 factores, más eficiente te vuelves.

Mientras más eficiente te vuelves… más rentable eres.

Erick Monzon