El inusual secreto del exito de Edmundo Ros

rosSi eres un lobito tan joven que crees que Justin Bieber es un artista de verdad o si ver tanta tv ya te fundió el cerebro, es muy probable que jamás hayas escuchado hablar del maestro Edmundo Ros.

Edmundo Ros fue una sensación en la música de orquesta en la década de los 40s, 50s y sobre todo en los 60s (sí, puedes aullar todo lo que quieras).

Como sea, el man tenía un don para hacer arreglos musicales que lo hicieron mundialmente conocido como el rey de la música latina.

(Nada mal considerando que era hijo de un inglés y vivía en Londres).

Pues bien, hay una faceta muy poco conocida de Edmundo Ros por este lado del planeta y a la que se le da muy poca atención cuando se habla de él.

Además de tener la orquesta más “in” del planeta, Edmundo Ros fue dueño de un club nocturno muy exitoso y exclusivo (perspectiva lobito, estamos hablando de Londres de los 50s, no de San Salvador de los 2010s).

Su éxito llegó a ser tan grande que literalmente tenías que ser un aristócrata o miembro de la realeza para que te dejaran entrar.

A pesar que su último concierto público fue en 1994, la reina Elizabeth le concedió la Orden del Imperio Británico en 2000, nada menos que a sus 90 años de edad.

La sociedad británica no es precisamente la más abierta del mundo, lo cual no le impidió a Eduardo llegar al más alto nivel, a pesar de su nada impresionante apariencia.

¿Cómo?

Edmundo tenía un secreto.

Un secreto que le hizo ganar notoriedad pública rápido y sin tener que pagar publicidad.

Además le permitió – cuando le roncó la gana- retirarse con su esposa a un lugar paradisíaco forrado de dinero.

No solamente es un secreto muy sencillo , sino que cualquiera puede implementarlo en su propio negocio.

Sin embargo, es algo que no mucha gente hace -mucho menos enseña-, no sé por qué en realidad,

Sospecho que la falta de testosterona de esta época tiene algo que ver.

Pero falta de testosterona nunca ha sido un problema para el maligno genio licántropo (MGL), así que el celosamente guardado secreto de Edmundo Ros es uno de los muchos puntos que revelaré en mi webinar gratuito (suspiro) de la próxima semana.

Tienes hasta el viernes para responderme con un escueto: “Hey MGL, estoy totalmente adentro!” o cualquier cosa que quieras decir.

Sólo le enviaré la información a quienes respondan.

Si decido hacerlo público posteriormente, es muy probable que cueste al menos $100.

Ya sabes lo que tienes que hacer.

Erick Monzon