El mito de trabajar a lo bestia

Hoy está de moda la idea de trabajar 25 horas diarias y dar el 300% de tu esfuerzo con tal de conseguir lo que te propones.

Personalmente, encuentro la idea despreciable.

Es cierto, hay períodos cortos en que ciertamente tienes que trabajar más allá de lo imaginable para que haya marcha en Nueva York.

¿Leíste bien lobito? períodos cortos.

Si llevas meses trabajando a lo bestia y tus resultados distan mucho de ser lo que esperas quizá lo mejor sea que hagas un alto y revises todo tu proceso.

Con toda seguridad tienes muchas actividades “ocupadas” que no repercuten significativamente en el resultado final.

O quizás tus expectativas están demasiado fumadas.

Mi abuelo decía que el trabajo no mataba a nadie y él mismo vivió hasta los 85 años, así que probablemente no hay problema de abusar de tu cuerpo y tu mente.

Solo que no hay que olvidar que el tipo de trabajo y las condiciones en las que él vivió son ligeramente diferentes a las actuales, así que mejor no te confíes.

Recuerda que NO te dan un premio por lograr las cosas agonizando en el proceso.

Ya que estás recordando, recuerda además que nadie hará nada por hacer tu vida más fácil; está en tu mejor interés buscar lograr siempre todo de la forma más sencilla, rápida y barata posible.

(Aunque eso prácticamente significa ir en contra de todo lo que se predica en estos días, en que necesitas procesos de 20 pasos antes de arrancar)

Simplifica lobito, simplifica.

Es rico salirte con la tuya trabajando menos y divirtiéndote más que los demás.

Erick Monzon