Elevemos el amor propio, cawn

self love in sandVerdaderamente este 2016 he iniciado l-e-n-t-o.

Aunque me he forzado a iniciar, la enfermedad me dejó bastante golpeado y estoy operando a la velocidad de un empleado gubernamental.

Sin embargo, he logrado sacar algo bueno de mi incapacidad de operar como debe ser.

He dedicado mucho tiempo a pensar.

Pensar es cansado y por eso el cerebro trata de evitarlo al máximo.

Pero hoy no tuvo más remedio que hacerle huevos.

He decidido que este año voy a enfocarme en lograr 2 metas. Sí, van a ser solamente 2 metas.

Te las cuento sin ningún orden en particular:

  1. Voy a terminar el 2016 con un IMC de 24 con un índice de grasa corporal de 18%

Para que te hagas una idea, mi IMC actual es de 33.7 (obesidad de alto riesgo) y mi índice de grasa es de 37%.

Estoy consciente que no son números para presumir.

Para lograr mi meta, debo deshacerme de nada menos que 60 lbs, de los cuales una buena porción es grasa pura que he acumulado durante décadas.

Ahora, la segunda meta:

  1. Voy a terminar el 2016 con ganancias NETAS de $150,000 US. ADICIONALES  a lo que hice en 2015.

Esto significa incrementar las ganancias un promedio de $12.5k mensuales después de impuestos y costos.

Considerando que ya vamos al final del día 8 del primer mes y no he comenzado, parece que este año tampoco será aburrido.

Para lograr esta meta, debo crear muchos sistemas que se encarguen de automatizar operaciones y montar un equipo de trabajo altamente calificado que me permita dedicarme exclusivamente a las cosas en las que soy realmente bueno.

Como puedes ver, tener ambición nunca ha sido mi problema. El punto que sigue es: ¿Cómo voy a hacerlo realidad?

Lobito, como ya imaginas, tengo un plan.

Y una parte del plan que te puede servir para lograr tus propias metas es hacer que todo cuente.

Se dice más fácil de lo que se hace.

Ahorita estoy en un Starbucks escribiendo este email y me muero de hambre. Como ya sabes, Starbucks no se caracteriza por lo nutritivo de su menú.

Es viernes por la noche y estoy rodeado de restaurantes, bares y todas esas cosas. Lo más fácil del mundo es quitarme las ganas con una torta al pastor fundida en queso de La Calaca, precedida de unos nachos con carnitas y 3 micheladas.

Solo que si hiciera eso, mañana tendría que esforzarme más por arrancar. Me levantaría con el estómago pesado y el trabajo productivo iniciaría a eso de las 10 a.m.

Por eso pasé mejor a un super comprando fruta, la cual estoy comiendo con agua.

¿Eso es lo que quiero? No.

Pero eso me ayudará a que mañana sea más fácil.

Si todos los días me enfoco en hacerme el mañana más fácil, con seguridad llegaré a mi meta.

Lo mismo aplica para el dinero.

Escribir emails Viernes por la noche no es la actividad más sexy del mundo. Aún para mí.

Pero escribir estas líneas y enviarlas me ayudará a mantenerme vigente con mi gente, lo que me hará más fácil llegar a mi meta.

Muchos le llaman a esto disciplina. Yo lo llamo amor propio.

Si buscar mi mejor interés y el de mi familia no me mueven a hacer lo que sé que tengo que hacer, pues no sé qué lo hará.

Y no tiene chiste estar aquí solo transformando el oxígeno en dióxido de carbono.

No sé cuales sean tus metas, pero si alguna de ellas incluye incrementar tu influencia personal y ganar más dinero, nos vamos a divertir mucho este año.

Si no crees que tener metas sea importante, pues ojalá hagas realidad el tema que deseas de vida.

Como sea, te aseguro que vas a aprender mucho sobre cómo hacer cosas que otros consideran imposibles. No por algo soy el Maligno Genio Licántropo (MGL)

Ok. Feliz noche.

Si quieres algo productivo que hacer esta noche, échale un vistazo a esta ponencia de un científico argentino sobre El Futuro del Futuro:

Erick Monzon