La muerte de Acharya S

acharya sHace un año y medio Acharya S. compartió en Facebook un artículo acerca del maltrato de niñas en Africa.

En el arttículo aparecía la foto nada vulgar y muy apropiada a la historia de una adolescente semi desnuda.

Facebook le cerró su cuenta por compartir imágenes obscenas.

Irónico, ¿no? Miles y miles de fotos de perreo en facebook y la que prohíben es la de la chica maltratada para quien piden ayuda.

En fin.

Acharya S. escribió a sus suscriptores para pedirles que firmaran una petición de reinstalo de la cuenta. Yo tenía como  un año de ser suscriptor y estaba bastante empapado de su forma de trabajar, su profesionalismo y todo eso.

Como el Maligno Genio Licántropo (MGL) simpatiza con las causas nobles, firmé la petición y observé que más de 3,500 personas habían hecho lo mismo.

Hmmm…

Facebook finalmente le reinstaló la cuenta y yo contacté a Acharya S. para indagar si estaba interesado en hacer un trato.

En mi humilde (pero correcta) opinión, Acharya S no estaba ganando ni por cerca la cantidad de dinero que podría por no tener un sistema diseñado para aprovechar su influencia y su trabajo ya que, después de todo, ella era una académica, no una marketer.

Ya que el MGL (ejem) sabe un par de cosas al respecto, le propuse que hicieramos una alianza para que ella implementara un embudo de ventas que incluyera una secuencia de emails, un par de eventos, una VSL y otras cosas más.

Ella no tendría que hacer nada pues todo iba a ser desarrollado por tu seguro no-servidor.

Ella no tendría que pagar nada pues todos los gastos de implementación y promoción iban a correr por mi cuenta.

Y si acaso -sólo si acaso- lo que yo hacía funcionaba, yo cobraría un porcentaje de las ganancias adicionales producidos por mi sistema.

Si no funcionaba, ella seguía igual y únicamente yo habría perdido mi tiempo y mi dinero.

Para ella no había nada que perder y muchísimo por ganar sin ningún riesgo. Una propuesta completamente irresistible ¿no lo crees?

Acharya S. respondió que no.

No me dijo “quiero saber más” ni “déjeme pensarlo”; dio un rotundo no.

En su opinión no necesitaba un embudo de ventas ni nada por el estilo, pues ella era una investigadora y estaba totalmente enfocada en elevar la calidad de sus publicaciones. Suspiré profundo, me encogí de hombros y seguí con mi vida.

Cerca de un año después recibí un correo de Acharya S.

Le habían detectado un cancer extremadamente agresivo en el pecho y el pronóstico era muy reservado.

Estaba muy preocupada porque sus finanzas iban a ser terriblemente impactadas por el costo del tratamiento y tenía un hijo de 8 años del que nadie se haría cargo si lo peor ocurriera.

Me informó que haría una campaña de crowdfunding (algo así como una teletón) para costear parte de la quimio y que luego podríamos revisar mi propuesta.

Como resultado del crowdfunding recaudó $25,000 en cuatro días -el MGL no se equivocó en la influencia que tenía-, pero ella necesitaba $55,000 para pagar la primera etapa del tratamiento.

Acharya S. no volvió a contactarme, dejó de actualizar sus sitios y dejó de publicar.

Ayer me enteré que Acharya S. falleció hace pocas semanas.

Desconozco quien se hará cargo de su hijo y cómo se aprovechará su obra.

Descuida, soy un lobo, no una rata

No voy a decirte que “para que no te pase lo mismo que Acharya S compra esto que vendo” o alguna tarugada similar.

Te recuerdo -eso sí-, que si sabes que tu vida necesita ajustes, es mejor que los hagas ahora que puedes.

El tiempo corre inmisericorde.

– Cada vez que escuchas una buena oportunidad y dices “no” a lo bruto;

– Cada día que te aferras a empleos, negocios y relaciones mediocres que te chupan el alma;

– Cada día que rechazas escuchar nuevas ideas;

Agregas una capa de grasa adicional a tu futuro que cada vez se volverá más difícil de sudar.

A veces no nos dan tiempo extra para enmendar los resultados de años de obstinación.

Sientate y diagnostica los problemas que sabes que tienes.

“No tengo suficiente dinero” no es un problema; es un síntoma.

Perder tiempo resolviendo síntomas es tonto… invertir tiempo y esfuerzo en la solución de tus problemas es inteligente.

Si quieres mi ayuda, responde este mensaje diciéndome cuál es el principal problema que te impide ganar el dinero que necesitas.

Estamos en contacto,

Erick Monzon