La tierra de los dormidos

Alright, iniciamos una nueva semana.

Cuando era un muy joven cachorro de 7 años mi profesora de primer grado me enseñó que el primer día de la semana es el domingo.

Como consecuencia, 33 años después en planeta Erick las semanas se miden de Domingo a Sábado.

Muchas de las cosas que hacemos todos los días se originaron muchos años atrás y ahí están: se hacen sin discusión, sin duda alguna y sin cuestionamiento de su utilidad.

Es la fuerza de la costumbre en acción.

Algunas de estas prácticas y modelos mentales son muy útiles, otras no tanto.

Un amigo me comentaba ayer que su esposa espera que él se duerma y en la madrugada lo despierta reclamándole por malas acciones de 8 años atrás.

Una locura, lo sé.

Otro amigo me dice que él no tiene un solo dólar en fondos de emergencia sino que toda su estabilidad se basa en flujo de efectivo diario.

Es cierto que hay muchas formas de lograr -y de no lograr- lo que quieres en la vida.

Pero en mi humilde (pero correcta) opinión, ser un ciudadano de la tierra de los dormidos y hacer las cosas sin estar consciente de por qué lo haces es un error, especialmente, si constantemente estás insatisfecho con tus resultados.

Si todas tus parejas son un desastre, quizá el problema no sean las parejas.

Si todos tus negocios fracasan, quizá el problema no sean los negocios.

Esta es palabra del Maligno Genio Licántropo (MGL).

Para estar más “despierto” chequea el Culto a la Persuasión acá:

http://facebook.com/groups/erickmonzon

Erick Monzon