No tengais miedo!

Siempre me llamó la atención por qué don Karol, recién presentado como Juan Pablo II incluyó esta frase en sus primeras palabras como Papa, allá por 1979

Mientras más años sumo en este valle de lágrimas, entiendo mejor lo mucho que JPII sabía sobre la naturaleza humana. El comprendía muy bien que:

  • Vivir con miedo crea adicción;
  • Casi todos los miedos son irracionales;
  • El miedo puede acabar con la grandeza del ser humano; y que,
  • Un hombre con miedo no logrará nada en la vida;

El miedo es el primer gran enemigo a derrotar para aspirar a vivir en plenitud.

Y el primer-paso para deshacerse de él es identificarlo.

En las inversiones y en los negocios el miedo se pone de manifiesto en la parálisis por análisis.

Y lo puedes ver en personas que estudian mucho para aplicar nada.

La gente necesita sentirse cómoda para comprar… y muchos sienten terror ante la idea de perder dinero, independientemente de la cantidad o del tipo de producto.

Le sucede a muchos de mis suscriptores… y también le sucede a los tuyos. Si tu publicidad y tu marketing no estrangulan ese miedo, el miedo apuñalará tu venta.

Primero el cliente pospone la decisión de compra, luego la emoción se desvanece, después el interés decae y finalmente la venta pasa a mejor vida… provocándote frustración y ansiedad porque se acerca la fecha en que debes hacer tus pagos.

Si optas por ignorar esta realidad y te dedicas únicamente a crear volantes o anuncios con imágenes de personas brincando de alegría junto con un slogan del tipo “calidad incomparable”, siempre venderás mucho menos y con mayor esfuerzo.

Pero hay algo más…

Existe una remota posibilidad en que…  errh… TU eres el miedoso que no toma las oportunidades que NECESITAS para poder crear la vida de tus sueños.

Por lo que no te animas a crear una lista de suscriptores cada vez más responsiva.

… que afirma que no teme al “qué dirán” pero del que nadie puede decir que haya hecho algo atrevido.

Ni comienzas a hacer crecer tu negocio de forma sostenida pues te aferras a un empleo miserable en el que sabes que no hay futuro pero que necesitas para pagar tus cuentas.

Si ese fuera el caso, pal… te sugiero que tomes bien a pecho las palabras del papa.

Y comiences a inyectarte testosterona en las bolas, por así decirlo.

Sabes que no hay pollo por peseta y el éxito nunca será gratuito.

Invertir $500, $1,000 ó $2000 en una sólida educación de negocios o en herramientas para sistemizar tu emprendimiento no te va a dejar en bancarrota.

Y no siempre se requiere que hagas una inversión de ese tipo de buenas a primeras… vas adquiriendo según necesites y crezcas.

¿Cómo hace ese HDP? es una de las mejores formas de iniciar y puedes anotarte acá para ser notificado de su cada vez más próximo lanzamiento:
http://erickmonzon.com/lista-notificacion-lanzamiento-como-hace-ese-hdp/

Pero mientras no dejes de imaginar y te “mojes los pies” de una vez, jamás comenzarás a nadar…

…ya no se diga competir para ganar.

Del que te decidas depende que tu negocio despegue alguna vez o que no sea más que una anécdota de lo que “debiste haber hecho cuando eras joven” que le contarás a tus nietos.

Erick Monzon