Norman llora por ignorar mi consejo

El 10 de Enero de 2013 le escribí una carta a Norman Quijano, candidato a la presidencia de El Salvador en la que incluí el siguiente texto:

“Sé que usted tiene muchos asesores de imagen y publicidad que tratan de posicionarlo de la mejor manera posible y aunque sus spots publicitarios son muy bien elaborados, considero que hay un problema con ellos que le traerá problemas en el futuro…

… en la democracia, vale lo mismo el voto de un deshonesto, el de un genio, el de un confundido, el de un corrupto y el de un idiota.

Con los deshonestos y los corruptos no se puede lograr mucho, mas no así con los confundidos y los idiotas. Afortunadamente, esos dos segmentos conforman la mayoría de votantes.

El problema al que me refiero es que sus mensajes están dirigidos al segmento de población incorrecto con el mensaje incorrecto… y le aseguro que no es con ese mensaje que ganará la presidencia…

Si te fijas en la fecha, verás que fue más de un año antes de las elecciones. En ese momento, Norman iba más de 10 puntos arriba en las encuestas.

Por supuesto, el “tio Norman” hizo caso omiso de mi humilde (pero correcta) opinión y permitió que unos tipos que no conocen el significado del dicho “que chille la tripa o chille la sartén” manejaran su campaña.

Gracias a eso, nunca pudo modificar la opinión pública sobre su persona: lució deslucido, como un pelele a quien el puesto le quedaba muy grande.

En la primera elección quedó casi 10 puntos abajo del otro candidato, quien ni siquiera pudo responder cual era su dirección de email.

Así de mal estaba.

Al momento de enviar este email ya hubo segunda vuelta, y Norman está literalmente como gato panza arriba peleando las elecciones con un ejército de abogados.

Si llega a ganar, será luego de mucho sufrimiento, desgaste y con el resentimiento de la mitad de los votantes.

Todo eso pudo ser evitado si hubiese hecho lo que le sugerí.

Muchos emprendedores pueden aprender de Norman. Incluso tu.

Si tus campañas no están dando resultado, el match mercado-mensaje es uno de los primeros sospechosos.

Ve y asegúrate que esté bien.

Ese match es el meollo del asunto, pal.

Si tienes eso bien, te irá bien… si fallas en eso, casi da igual qué más hayas hecho… es casi seguro que no funcionará.

Erick Monzon