Para quienes tienen poco (o nulo) acceso al credito bancario

Como cosa muy rara, una de estas noches tuve un episodio de insomnio e hice lo que todos hacen para conciliar el sueño:

Meditar sobre el sistema financiero mundial.

Si alguna vez has sentido que hay algo raro en los bancos, tienes toda la razón. Toda la idea es una locura.

Imagina tratar de convencer a las personas de dejar de ahorrar bajo el colchón y que te entreguen su dinero para que tu lo guardes y darle unas migajas de interés a cambio.

Ahora que tienes el dinero imagina tratar de convecerlos de que te lo pidan prestado de regreso para que tú les des el privilegio de usarlo cobrándole de interés entre 5 y 50 veces lo que les das a ellos.

Si esa no es una idea loca, no sé qué es.

Pero espera… hay más!

Con ese mismo dinero creas otras compañías para dar servicios adicionales (pagados) a los mismos a quienes estás estrangulando con el préstamo que le diste.

Si se atrasan en sus pagos les cobras penalidades.

Si dejan de pagar pones a unos tipos a perseguirlos y si todo falla los demandas. Al final, es seguro que vas a recuperar la mayoría del dinero.

Y eso no es todo!

Si por alguna razón el tipo se saliera con la suya y no pagara jamás, el préstamo está asegurado, por lo que el dinero lo recuperarás no importa qué.

Y por si no fuera suficiente…

Si metes la pata y quiebras, el gobierno te auxiliará y reintegrará el dinero de los ahorrantes hasta cierta cantidad.

Si lo piensas así, te preguntas por qué no eres dueño de bancos.

No sé si leer esto te ayudará en algo, pero en fin… ya lo leíste.

Suficiente desvarío, vamos a los negocios.

Yo estoy sin acceso al crédito bancario desde hace 7 años (Hey, no quiebras dos veces sin quedar con un par de cicatrices).

De esta forma yo vivo o muero dependiendo de si lo que hago funciona y trae dinero o si es un fracaso y quedo sembrado, lo que me obliga a ser muy cuidadoso y eficiente.

Aunque ha sido muy incómodo (sobre todo al principio), esa desventaja se ha convertido en mi ventaja.

Y me gustaría compartir contigo los principios que me han permitido reinventar por completo mi vida profesional y personal y puedas aprovecharlos para prosperar aún sin contar con acceso a mucho dinero.

En el email de mañana te daré los detalles para que comprendas mejor a lo que me refiero.

Cada día más anormales

Erick Monzon