Por que no debes ir al grano con las mujeres

Desde que decidí regresar de mi exilio auto-impuesto de mandar emails a diario, he recibido un par de mensajes de quienes no pueden mantener el ritmo.

El miércoles recibí este poco-halagador mensaje de una chica:

= = = = =

“Erick, tengo mucho que hacer y algunos de tus emails son muy largos! ¿No puedes mandar menos emails o ir de una vez al grano?”

= = = = =

Esa es una muy simpática petición.

Aunque hay excepciones, muchas mujeres no encuentran de buen gusto que un caballero que las acaba de conocer inicie su pitch diciendo: “Mucho gusto! oye, que buena estás! ¿No quieres ir a un motel conmigo?

Aunque no digo que no funcione en más de una ocasión,  a veces ir al grano sólo te garantiza una cachetada.

Muchas estarán de acuerdo en que perder tiempo en ir al cine, caminar por un parque, cenar en un buen restaurante a la luz de las velas y con un buen vino, bailar y reír SI hacen una diferencia al momento de pasar a la lucha máscara contra cabellera.

Es lo mismo con los emails.

Mi forma de escribir es la de una persona normal comunicándose con otra.

Pero no me creas, mejor mira el mensaje que recibí ayer de Luisa M:

= = = = =

“Erick,

Admiro y aprecio mucho que hayas mandado 41 emails en 41 días. (sí, los he contado XD). Estoy suscrita con varios que enseñan negocios en internet y de verdad que solo tus mensajes me hacen sentir como que sí te importa que me vaya bien.

Ya estoy esperando el email de mañana 😉

= = = = =

(Aplausos a Luisa M por “entender” cómo funciona el asunto).

Ahora que mi ego está satisfecho, el pitch:

Como parte de los ajustes que –finalmente- estoy haciendo, es posible (no es seguro) que contrate a alguien con experiencia en IT y diseño gráfico para rediseño de mi página web, integración de WP con E-commerce y optimización para dispositivos móviles.

Sé que algunos de mis suscriptores andan en esas líneas y si crees que tienes lo que se necesita para ser tomado en cuenta, quiero escuchar de ti.

Escríbeme un email (o responde a este) y dime qué experiencia tienes y por qué crees que deberías ser el elegido).

Erick Monzon