Saber cuando reinventarte

Gary Halbert contaba la anécdota de un emprendedor que pagó $7,000 para asistir a uno de sus seminarios… este hombre era dueño de una inmobiliaria con la que estaba perdiendo dinero a manos llenas.

Simplemente, las casas no se vendían.

Como Gary era el mejor copywriter del mundo, el man pensó que él podía ayudarle a crear un anuncio que salvara su negocio de la muerte.

En un “hot seat”, Gary le hizo las preguntas respectivas y averiguó que este hombre operaba en una ciudad en donde el 70% de todos los trabajos dependia directa o indirectamente de una sola compañía.

Y la compañía había decidido mudarse y producir en otro lugar.

Por supuesto, Gary no tuvo que pensar mucho. Sus palabras fueron algo como::

“No hay anuncio que resuelva tu problema. Simplemente se acabó el juego. Es hora que te dediques a algo más. Next!”

Al tipo no le cayó en gracia pagar $7,000 para escuchar esas palabras.

Se levantó, le maldijo hasta la 4a generación y se fué. 

Comprensible.

Pero estúpido.

Somos marketers, no magos. 

Creamos publicidad que vende para gente que puede comprar. Si nadie puede comprar, pues no hay nada que vender.

Eso no va a cambiar, sin importar qué tanto nos agrade.

Solo Dios sabe cuántos años más habrá pasado este hombre luchando por un negocio destinado a fracasar antes de darse cuenta que en realidad Gary le había hecho un gran favor al decirle las cosas tal como eran.

Pero muchos buscan evadir la realidad hasta que son aplastados por ella.

La vida a veces es injusta y apesta.

La mierzzierda pasa.

Yo lo viví en carne propia.

Seguramente ya sabes que soy arquitecto de profesión… me encanta la arquitectura y soy un excelente (y humilde) arquitecto.

Pero la industria de la construcción en mi país tiene más de 15 años de estar totalmente varada.

Yo podía, al igual que casi todos, tratar de ir contra la corriente y luchar por hacerme millonario con todos los factores en contra.

No way, José. Yo preferí reinventarme por completo.

En mi proceso de reinvención, tuve que:

  • Aprender a vender.

  • Aprender a hablar en público.

  • Aprender a escribir publicidad que vende y a utilizar el email para ganar dinero sin complicaciones.

  • Aprender a detectar oportunidades de negocios con alto potencial de crecimiento en mega tendencias mundiales.

  • Aprender a hacer alianzas estratégicas con personas que me permitieran apalancar mis fortalezas.

A menudo, eso es lo que se necesita para convertir un negocio “más o menos” en una máquina de hacer dinero.

Aunque no sea necesario cambiar por completo de industria, reinventarte y reinventar tu negocio te pondrá en una ventaja enorme sobre todos aquellos que solo sueñan pero nunca hacen (casi todos).

Y te tengo buenas noticias si a ti te interesa reinventar tu negocio, o crear un negocio ganador desde el principio:

Muy pronto relanzaré mi célebre Newsletter de marketing avanzado “Cómo Hace Ese HDP?” .

“Cómo Hace Ese HDP?” es una guía práctica mensual plagada de tips y estrategias para reinventar tu negocio e incrementar tus márgenes de ganancia y tu rentabilidad.

No es una publicación para todos. Contiene información “cruda” y sin suavizar sobre cómo hacer crecer los negocios (muy en la línea del viejo Gary).

Requerirá trabajo de tu parte implementar lo que ahí aprendas. 

Y no será barata. Al menos no para quienes pierden la vida buscando resolver todo de gratis.

Mi obviamente parcial opinión es que podrás ganar entre $10 y $100 por cada dólar invertido en ella si decides hacer lo que ahí aprendas.

Una ganga, en realidad.

Tomará unas semanas tener todos los detalles en su lugar, por lo que ahorita no hay nada que hacer… pero… si quieres ser notificado antes que el público en general sobre cuando estará lista (sin obligación para ti), puedes inscribirte en esta lista:
http://erickmonzon.com/lista-notificacion-lanzamiento-como-hace-ese-hdp/

Hablamos al rato,

Erick Monzon

Una respuesta a “Saber cuando reinventarte”

Comentarios cerrados.