Se un master en el arte de cerrar la boca

Ya es sábado, asi que vamos con un mensaje rapidito.

Primero lee esto:

“Amor, la próxima semana para nuestro aniversario iremos al mejor restaurante de la ciudad para que disfrutemos un steak con camarones, una botella del mejor vino, la especialidad del chef pastelero que viene directo de japón y un par de cognacs”.

Y ahora comparalo con esto:

“Bueno, como siempre te quejas que nunca hago nada por ti, la próxima semana para nuestro aniversario iremos al mejor restaurante de la ciudad para que disfrutemos un steak con camarones, una botella del mejor vino, la especialidad del chef pastelero que viene directo de japón y un par de cognacs”.

El primer mensaje gana una sonrisa (y quizá algo mas), el segundo gana una mueca y quizá algo más.

Muchos golpes me ha dado la vida para hacerme entender que el éxito en las ventas, los negocios y la vida está increíblemente relacionado con nuestra capacidad de saber cuando callarnos.

No porque algo sea cierto es necesario decirlo.

Ahí tienes algo aplicar con tus clientes, con tu marido o con tu mujer.

La palabra precisa no siempre es la que se dice.

Si manejar el arte de la palabra te interesa, te invito a mi grupo de facebook, el Culto a la Persuasion.
http://www.facebook.com/groups/erickmonzon

Esta cápsula de sabiduría sabatina fue cortesía del MGL.

Feliz fin de semana

Erick Monzon

BONUS Tip: No es necesario esperar a que se vayan de lengua para comenzar a educarlos.