Sospecho Que Apesto Como Escritor

A veces utilizo mis publicaciones de El Culto a la Persuasión y de ErickMonzon.com para aclarar conceptos con mis clientes de consultoría.

Se me ocurrió que como prácticamente el 100% de mis clientes son suscriptores y una buena porción están en el grupo, repasar material al que están familiarizados permitiría que el mensaje penetrase rápida y eficazmente esas cabecitas duras.

La experiencia ha golpeado de frente y despedazado todos mis supuestos.

Con un par de honrosas excepciones, cuando repaso mis publicaciones en el contexto de la consultoría, todos se quedan petrificados.

Aunque todos juran que ya había leído el artículo o mensaje, ninguno jamás lo entendió en el sentido en el que fue escrito.

Eso puede significar dos cosas: la primera es que apesto como escritor y doy lástima como comunicador.

Y la segunda, que la gente sólo lee por encimita y falla en absorber las valiosas lecciones que la vida le presenta.

Mi poca objetiva opinión dice que ya que esa misma gente previamente me ha dado dinero, la opción más probable para la mayoría es la #2

Si eres como la mayoría, detente.

Es hora de enmendar tus malos caminos y comiences a pensar diferente.

Quien no fortalece su criterio propio profundizando y aplicando lo que aprende, no es demasiado distinto a un borrego.

Y hasta donde sé, ningún borrego creó jamás una vida extraordinaria sino que, por el contrario, todos terminan trasquilados.

La razón por la que insisto en podar mis listas y mis grupos es que busco una mejor calidad de suscriptores y clientes.

Acepto gustoso trabajar con menos personas pero creando relaciones de mayor profundidad y alcance con tipos que aprecian lo que ofrezco, respetan mis opiniones y pagan mis precios.

Hay un gran poder en posicionar tu negocio de esa manera.

La alternativa es ser uno más y sufrir la masa de tipos que buscan todo de gratis y que joden como si hubieran pagado una fortuna.

Si quieres ayuda para posicionarte de esta forma, te invito a que pruebes una sesión de consultoría express de 30 minutos.

No es barata y no es para cualquiera. Si no te queda claro por qué, vuelve a leer el email las veces que sea necesario.

Pero si quieres para de sufrir y comenzar a liderar, envíame un email con el asunto “iniciemos el proceso de consultoría” para que te responda con los detalles.

(Si no tienes mi email, suscríbete a mi lista llenando el formulario que dice “Incrementa tus Ventas con Email”)

Erick Monzon