Un email que quisiera no tener que escribir

La verdad pensé bastante antes de escribir este email, pues no solamente el tema me llena de tristeza sino que me obliga a pensar en cosas que he preferido ignorar.

Esta semana recibí la muy triste noticia que finalmente, el grandioso copywriter Scott L. Haines dejó el edificio y partió al otro lado a reunirse con el Prince of Print, el doblemente grandioso Gary C. Halbert.

Sorpresivamente, el día de navidad Scott sufrió un ACV (vulgarmente conocido como derrame cerebral) que lo mandó directo a la UCI (Unidad de Cuidados Intensivos).

Cuando Big Jason anunció que los doctores le daban 25% de probabilidades, yo pensé que lo iba a lograr.

Pero me equivoqué.

Aún cuando Scott se mantuvo dando la pelea, nunca logró regresar y finalmente, su familia tomó la durísima decisión de desconectarlo de la máquina que lo mantenía con vida.

Desde Navidad he visto diferentes tributos y muestras de cariño hacia este man: Scott fue un hombre 10 y una verdadera inspiración a pesar de irse a los 46 años.

Nadie tiene la vida comprada y más vale estar siempre listo.

En mi caso particular, yo no estoy listo aún.

Este tipo de noticias me recuerda que el tiempo es corto y que no siempre hay más oportunidades de resolver problemas y hacer cosas importantes.

Tu sabrás como estás, pero si hay algo que tienes que hacer, mejor hazlo pronto.

El entierro será dentro de unos minutos. Si eres de los que elevan plegarias o de algún modo “se conecta” te agradeceré lo incluyas en tus intenciones.

Erick Monzon