En este momento estás viendo Cómo exorcizar clientes malditos

Cómo exorcizar clientes malditos

Cada cierto tiempo alguien me escribe lamentando la calidad de sus clientes.

Sobre esto, afirmo que:

Aún peor que tener malos clientes es estar a merced de:

clientes malditos

La diferencia es la intensidad y dificultad de deshacerte de ellos.

Imagina que tienes un restaurante y llega un cliente irrespetando al personal, armando escándalos y con malos modales.

Obviamente, le pides que se retire; y si no hace caso, lo sacas a la fuerza mientras te arma un show, y ya te da igual que no pague con tal que se vaya.

Este es un mal cliente.

Desagradable.

Ahora imagina que eres un freelancer endeudado y con familia, que únicamente tiene un cliente y te adelantó dinero (que ya te gastaste) y a quien le debes mucho trabajo pendiente…

…y ese único cliente se queja por todo, no respeta tu tiempo y te llama 10 veces diarias para decirte puras estupideces (por supuesto, arma un drama si no respondes)…

Y no contento con eso:

Vive inconforme con tu trabajo pero exige más de lo acordado sin pagar extra, no sigue instrucciones sencillas pero te culpa por las consecuencias de no hacerlo, y cree que por darte dinero debes rendirle pleitesía, pues “te da de hartar”

Ese es un cliente maldito.

Quien tiene un cliente maldito no se suicida porque sospecha que en vez de ir al infierno lo mantendrán tal como está

por toda la eternidad

¿Cómo expulsas a estos seres infernales?

Primero reconoce que estás así por tu culpa:

Ningún cliente te puso una pistola y te forzó a aceptarlo.

Luego habla con tu familia y explícale que se acercan tiempos difíciles pues vas a despedir a tu único cliente y le vas a devolver su dinero.

En caso haya reclamos, gritos o lágrimas, aguanta el drama y no cedas (en mi país decimos “hacele huevos”)

Finalmente, despíde al cliente maldito y devuélvele su dinero cuanto antes (empeña lo que tengas que empeñar, si es necesario).

Si es más fácil terminar el trabajo que devolver el dinero, no descanses hasta terminar…

… y una vez termines, trabaja sin descanso para que esa situación no se repita.

-“Sr. Lobo, no sé qué hacer para que no se repita”

Los clientes malditos son producto de estar necesitado, que a su vez es producto de no estar “en demanda” o no tener suficientes buenos clientes.

Mientras no lo resuelvas, el himno de tu vida será “tropecé de nuevo y con la misma piedra”.

Hace tiempo hice un programa que muestra un camino detallado para estar siempre “en demanda” y tener suficientes buenos clientes, llamado:

“Cómo Duplicar Tus Ingresos En 6 Meses o Menos” (CDTI)

Actualmente CDTI está en proceso de actualización y refuerzo, para hacerlo más fácil de implementar.

Para ser notificado de cuando esté listo y obtener un descuento especial de lanzamiento, regístrate en:

https://erickmonzon.com/blog/cdti

Seguimos en contacto,

El Sr. Lobo a.k.a. Erick Monzón