Categories
Marketing

La gran lección que nunca aprendí en Harvard

Para comenzar, debo aclarar que nunca estudié en Harvard.

Sin embargo, en una (muy oscura) época de mi juventud estaba convencido que todo lo que debía hacer para jamás padecer problemas financieros era graduarme de Harvard. Según mis cuentas, bastaba con desembolsar $85,000 y voilá! Asunto resuelto.

Un reconocido filósofo de mi tierra decía que uno de cipote (joven) es tonto. Tenía razón.

Aunque cada año se incrementa la cantidad de graduados de Harvard sepultados en deudas estudiantiles casi impagables que no logran conseguir trabajo por estar sobre-calificados (!), cada año hay más gente de todo el mundo aplicando para entrar.

Quizá Harvard sea el mejor lugar para estudiar si quieres entrar a Pearson – Specter – Litt, pero si lo que quieres es montar un negocio que genere más de lo que una persona cuerda puede gastar, hay caminos mucho más sencillos, rápidos y baratos.

Dicho esto, Harvard nos brinda una evidente pero poderosa lección de negocios:

Si tienes un posicionamiento Premier que hace que los sueños húmedos de muchos sean darte dynero por tus productos y servicios, estás hecho.

Estoy consciente que hay muchas formas de interpretar el párrafo anterior. Dejo a tu criterio elegir la que mejor te parezca.

En mi humilde (pero correcta) opinión, la mayoría de emprendedores nunca logra un posicionamiento premier por falta de paciencia, consistencia y por beber limonada de gu-gurús; fantaseando con ganar toneladas de dynero con marketing digital en vez de enfocarse en entender y servirle apropiadamente a su mercado con una oferta atractiva y un seguimiento continuo y entretenido.

El marketing (ya sea digital o no) es un amplificador. Si amplificas cero, sigues teniendo cero, sin importar cómo lo disfraces ni qué tan hermosos sean tus gráficos.

Ayer te pregunté en cuánto tiempo estimas que tus ingresos pasivos superarán la suma de tus gastos corrientes y estilo de vida. Debo decirte que la mayoría de respuestas son perturbadoras, pues casi todos están lejos (ni siquiera tienen un tiempo estimado) y según mi observación y la de muchos más inteligentes que yo, el invierno financiero se acerca y quienes se queden en el frío morirán congelados.

Si tienes algún plan para mantener tu cuenta bancaria gorda y calientita, me gustaría saber de qué se trata. ¿Buscas un mejor empleo?, ¿Estás desarrollando un negocio? ¿Varios negocios? ¿Inviertes?

Suscríbete a este website y envía tu respuesta dando reply al mensaje de bienvenida.

El Lobo a.k.a Erick Monzón