Categories
Estrategia

Por que esta es la mejor epoca para hacer crecer tu negocio

El otro día vi en facebook este mensaje:

“En Internet puedes ser quien quieras… sorprende que tantos eligen ser un idiota”

En mi humilde (pero correcta) opinión, no hay sorpresa alguna porque quienes eligen ser idiotas en internet suelen ser idiotas en la vida real.

Sin embargo, hay unos cuantos que eligen vivir a una mínima fracción de su potencial porque no saben nada mejor.

Por mucho que cueste admitirlo, solo  unos cuantos pertenecen al club del esperma suertudo: al resto de nosotros nos toca aprender cómo ser exitosos sin tener un ejemplo notable de éxito guiándonos de la mano desde pequeños.

Afortunadamente, lograr el éxito en los negocios no es tan difícil como muchos quieren hacerte creer.

No se requiere que tengas una personalidad magnética,

Ni que sean increíblemente talentoso para los números,

O que seas un súper estratega.

Basta con que desarrolles hábitos que provocan el éxito.

Si echamos un vistazo a las vidas de Kenneth Cole, Gene Simmons, Richard Branson, Arnold Schwarzenneger, Dan Kennedy, Sam Walton, German Efromovich encontramos que…

Ninguno de ellos inició su camino al éxito en el tiempo “correcto”

Algunos eran muy jóvenes, otros muy viejos, ninguno tenía un financiamiento formal ni experiencia de negocios, algunos iniciaron durante crisis económicas personales, otros durante períodos de inestabilidad política, crisis de petróleo y electricidad, etc.

Estos no son casos aislados.

La diferencia entre ellos y el resto de sus contemporáneos radica en sus hábitos. Y por eso sobresalieron “a pesar de”

El tiempo casi nunca es el correcto para nadie. Desde hace años “la crisis” es la muletilla que tiene a la mayoría pensando y pensando sin decidirse a hacer las cosas. Para ellos, esa indecisión es su punto débil…

… y para nosotros es una gran ventaja.

Mientras ellos piensan, quienes tenemos los hábitos trabajamos y logramos lo que queremos.

Y cuando te rodeas de un grupo de personas que te guía y te asesora se vuelve muy fácil adquirir estos hábitos.

Por los vientos que soplan, los indecisos serán barridos pronto y quienes avancen rápido se quedarán con la mayor tajada del pastel.

Asegúrate de no quedarte atrás.

http://ErickMonzon.com

Erick Monzon

Categories
Marketing Marketing con Email Negocios Online

El punto de partida para crear una campaña de ventas ganadora

Casi todos estamos de acuerdo con la idea que para tener éxito en los negocios tenemos que hacer muchas cosas (cierto) pero diferimos en las cosas que debemos hacer para que nuestros bolsillos se llenen de $$$

Cómo comenzar una campaña de marketing ganadora es una de esas cosas.

Según el gu-gurú que hayas escuchado, sabes que lo más importante en una campaña es:

  1. El titular
  2. La oferta
  3. El mensaje
  4. Las trucos mentales jedi para extraer dinero
  5. El producto
  6. Una enorme habilidad para convencer a la gente que necesita lo que vendemos.

Todas esas cosas son importantes de alguna forma (con excepción del #4 que es basura y del #6 que puede ser una total pérdida de tiempo dependiendo como lo entiendas)

Pero ninguno de esos es el punto de partida para crear una campaña ganadora.

Triste pero cierto. El gu-gurú fracasó otra vez.

WTF? Y entonces... ¿cuál es el punto de partida?

Me parece que fue Dan Kennedy quien dijo que muchos emprendedores fracasan porque dedican todos sus esfuerzos en “acomodar las silllas del titanic”.

En mi humilde (pero correcta) opinión, todas esas 6 cosas podrían ser como las sillas del Titanic.

No necesariamente son, pero podrían serlo si falta el elemento principal.

Una campaña ganadora comienza con tu lista… o mejor dicho con tu comprensión de y tu relación con tu lista.

Si no tienes una lista, tus mejores esfuerzos serán siempre una fracción del éxito posible (en el mejor de los casos) o un drenaje permanente de energía y dinero en el peor.

Si tu lista no confía en tí, estás frito. No importa qué tan grandiosa sea tu oferta o que tan excepcional sea tu marketing… vas a fracasar.

Esto es algo importante. Sumamente importante.

Y por eso dedico mucho espacio a mostrarte las formas más fáciles y rápidas para construir una sólida confianza de negocios en “¿Cómo Hace Ese HDP?”

Puedes anotarte acá para ser notificado cuando el primer ejemplar esté listo. No hay compromiso para tí por anotarte.

Erick Monzon

Categories
Influencia Negocios Online

La perla olvidada del viejo Zig

Varias lunas atrás, un mucho más joven Erick Monzón se encontraba en un almacén buscando algún libro para pulir sus entonces muy precarias habilidades en ventas.

Y ahí, semi-escondido, se encontraba el desgraciado.

Era un casi-destartalado libro rasgado de la pasta, manchado en su interior.. cansado de pasar incesantemente de mano en mano esperando que alguien lo apreciara lo suficiente para ser su dueño definitivo.

“Grandes Secretos de Zig Ziglar para cerrar la venta” se llamaba el bastardo.

Yo le había escuchado mencionar el nombre de Zig a Dan Kennedy, así que lo tomé y lo compré. Y como cosa rara, lo leí hasta el final.

Reconozco que algunos ejemplos del libro pueden sentirse muy old-fashion para los estándares actuales.

Pero en ese momento en mi vida, ese libro fue como maná caído del cielo.

El libro me costó $8. Una infamia considerando el estado del libro.

Pero menos de un mes después de comprarlo, utilicé una de sus técnicas pasadas-de-moda para vender un terreno. Mi comisión fue de $2,500. Considero que no es un mal ROI, ¿no crees?

Lo mejor de todo fue lo que hice con el dinero de mi comisión.

Utilicé el 100% de mis $2,500 para comprar y devorar todo lo que pude encontrar de Zig.

Obsesivo-compulsivo al fin y al cabo.

Una decisión sabia. Lástima que mi novia de la época no lo considerase igual. En fin… ¿qué sabe el tunco de astronomía si nunca mira para el cielo?

Zig era una de esas personas que tenía un carisma muy especial.

Era algo así como el viejo abuelo que hubieras querido tener.

Zig dijo cosas muy interesantes en su vida. Muchas de ellas han sido repetidas hasta la saciedad por gu-gurús, guanabís y losers. Supongo que eso es inevitable.

Pero en mi humilde (pero correcta) opinión, hay una lección de Zig que ha pasado casi desapercibida. Debe ser porque la gente tiende a despreciar las cosas muy sencillas. La lección es:

“No puedes darle a un blanco que no tienes”

Simple. Y poderoso.

Si me dieran una moneda por cada persona que me dice que quiere alcanzar el éxito, ya tendría totalmente asegurada la educación universitaria de Dante.

Pero si tuviera que regresar la moneda si la misma persona no tuviera una respuesta clara al preguntarles ¿qué significa el éxito para tí?, vería mis monedas desaparecer tan rápido como cigarros en una reunión de AA.

Me quedarían unos $3 de ganancia. Máximo.

No subestimes el poder que esas palabras pueden tener en tu negocio.

Sé que quieres más dinero. Pero… ¿exactamente cuánto dinero quieres?

¿En cuanto tiempo?

¿Cuańtos nuevos clientes necesitas?

¿Cómo los vas a conseguir?

¿Qué necesitan saber de ti antes de darte su dinero?

¿En qué forma estás trabajando ese mensaje?

No pensar en esas cosas es tratar de darle a un blanco que no tienes.

Tal vez esto te ayude tanto como lo hizo conmigo: http://amzn.to/1fry26z

 Erick Monzon

Categories
Marketing Negocios Online

Vendiendo la Cosa Equivocada

La mayoría siempre está equivocada. misunderstanding

Esta línea resume mucho del pensamiento de todos aquellos que logran cosas extraordinarias y por lo tanto cae muy bien adoptarla como un mantra personal.

El marketing y ventas no es la excepción. Creo que nadie toca este tema mejor que Dan Kennedy cuando dice:

“Si te fijas bien, la inmensa mayoría de entrenamientos, libros seminarios, coaching y sistemas operan en el mismo marco: hacer que tu publicidad, tu marketing y tus ventas sean más efectivas haciendo las mismas cosas que hacen los demás incrementalmente mejor.

De esta forma, al vendedor se le ofrecen técnicas de cierre más poderosas, pero siempre se le pide que cierre al final de una serie familiar de pasos progresivos.

Al dueño de negocio se le dan mejores estrategias de precio y ofertas para que las utilice en su marketing o mejor copy para su publicidad (el copy es el texto que va en los anuncios y en las cartas de ventas), pero siempre tiene que hacer marketing y ventas de sus productos y servicios utilizando la misma arquitectura vieja, que es Atención, Interés, Deseo y Acción.

Todo esto está bien, pero no es nada que altere la vida ni la imaginación en lo más mínimo.

Estos tiempos demandan que tú vendas algo diferente a productos y servicios.

Por esa razón, quiero pedirte que te retires del negocio de vender productos y servicios. Este es un mal momento para estar en ese negocio.

En vez de ello, te conmino a que entres en el negocio de vender Confianza.

Una de las demostraciones más grandes de este cambio radical no es contemporáneo… tiene ya varias décadas. Ocurrió cuando la Corporación Chrysler fue rescatada del abismo de la extinción por su entonces CEO Lee Iacocca.

Iacocca se convirtió -casi en contra de su voluntad- en una estrella comercial con una influencia sorprendente.

Chrysler estaba en la mente del público como una entidad herida que estaba sufriendo una muerte lenta… un ensamblador de productos defectuosos en quien no se podía confiar que fuera a producir buenos carros o que permaneciera viva lo suficiente para darle servicio.

Sus productos eran totalmente no-persuasivos.

Pero Iacocca representaba una figura paterna creíble, personal y que hablaba como la gente normal.

Así que Iacocca hizo lo más sorprendente para un “hombre de carros” al tope de una compañía de carros. Guió y protagonizó anuncios en T.V. que NO vendían carros.

En vez de ello, vendió su garantía personal, respaldándola con una generosa garantía para su época, y retó a los consumidores a hacer caso omiso a lo que escuchaban y pensaban y que compararan carros diciendo, “SI puedes encontrar un mejor carro, compralo”.

En circunstancias totalmente adversas a la confianza, Iacocca vendió exactamente eso.”

Eso sí, si vas por este camino, mas te vale que estés preparado para cumplir lo que ofreces.

¿Cuál es la difrencia entre vender confianza en vez de productos o servicios?

Es la misma diferencia entre crear un negocio y ser un auto empleado. Uno crea riqueza, el otro crea ingresos.

Una persona se vuelve tu cliente porque le vendes productos o servicios. Se mantiene como tu cliente durante años porque confía en tí.

Es aún mejor cuando se vuelve tu cliente porque le vendes confianza. De hecho, si en este momento no tienes todos los clientes que necesitas, debes trabajar en este campo.

No es poca cosa. Tampoco es algo que suceda automáticamente. Es algo a lo que hay que darle un gran pensamiento acorde a lo que deseamos obtener de la vida.

En el próximo mensaje terminaremos este mini-curso. Dime por favor si te está ayudando en algo.

Estamos en contacto.

Erick Monzon